Noticias!

¡Un meteorito y un robo! (24/10/2020)

Éste sábado ha venido visitarnos un famoso científico de la  de la NAJSSA (Naves y Aeronaves del Junior Shalom Sociedad Aeroespacial) . Resulta que un meteorito iba a caer en Mislata, no obstante ellos tenían un misil de última tecnología para destruirlo.

El problema era que habían desparecido las piezas de éste, y no teníamos ninguna pista de su posible localización, fue por ello por lo que tuvimos que seguir unas pistas para encontrar a la señora Chismosa, quien estaba enterada de todo lo que pasaba en el pueblo. A cambio de entretenerla moviendo nuestro cuerpo con un baile, la señora nos dijo quién había robado las piezas.

Resulta que se las habían llevado  la POCMA (Protectora de Objetos Celestes Aeroespaciales)  una sociedad secreta que lucha por la protección de los objetos celestes. La señora Chismosa además nos dio un mensaje cifrado que había conseguido de estos ladrones. 

Para descifrar el mensaje y encontrar a los ladrones debíamos buscar unas coordenadas en el parque del País Valenciano. Con las coordenadas pudimos encontrar a la persona que se había llevado las piezas, como estaba protegido por un escudo tuvimos que desactivarlo para derrotarlo.

Tras rendirse nos dijo que a ellos también les habían robado las piezas que nos habían quitado. Los responsables del hurto, eran nada más y nada menos que los ladrones Piernasueltas. Para encontrarlos, el miembro de la POCMA nos dio unas fotos de sus localizaciones, el problema es que estaban tan mal hechas que costaba adivinar el lugar.

Tras encontrar a los ladrones, vimos que tenían unas cajas misteriosas, así que  tuvimos que esperar a que se durmiesen para robárselas.

La caja estaba cerrada con un candado con un sobre encima, y teníamos comos pistas para abrirla un libro con una historia con palabras tachadas y 3 cartas de la baraja española que estaban metidas en el sobre. Tras averiguar la combinación finalmente pudimos abrir la caja donde estaban las piezas robadas, y recomponer el misil y salvar Mislata.

¡ Y así fue como un día más la ciudad se salvó gracias a los niños y niñas del Junior Shalom!

 

Deja un comentario